El Core i7-10700 frente al Ryzen 7 3700X ,el i5-10600K contra el 3600X

0

El sitio web HKEPC, de Hong Kong, publicó una revisión del rendimiento de algunas muestras de ingeniería de procesadores de escritorio Intel Core «Comet Lake-S» de décima generación. Estos incluyen, el Core i7-10700 (8 núcleos/16 hilos), el i5-10600K (6 núcleos/12 hilos), el i5-10500, y el i5-10400. Los cuatro chips se combinaron con una placa madre OEM de Dell basada en el chipset B460 de Intel, 16GB de memoria DDR4-4133 de doble canal y una tarjeta gráfica RX 5700XT para hacer el banco de pruebas. Este banco se comparó con varios procesadores Intel Core de novena generación, y el AMD Ryzen de tercera generación.

Entre los puntos de referencia orientados a la CPU, se aprecia que el i7-10700 estaba compitiendo fuerte con el Ryzen 7 3700X. Es importante tener en cuenta que este i7-10700 es un chip bloqueado, posiblemente con TDP nominal de 65W. Su frecuencia en turbo de 4.60GHz, menor que en el i9-9900K de 95W desbloqueado, que termina encabezando la mayoría de las listas de rendimiento en las que se compara con el 3700X. Aún así, la comparación entre i7-10700 y 3700X no puede descartarse, ya que el nuevo chip Intel podría lanzarse aproximadamente al mismo precio que el 3700X (si elige las tendencias de precios de lanzamiento del i7-9700 vs. i7-9700K).

El Ryzen 7 3700X supera al Core i7-10700 en Cinebench R15, pero se queda atrás en Cinebench R20. Los dos terminan desempeñándose con un 2% de diferencia entre sí en CPU-Z, 3DMark Time Spy y FireStrike Extreme (puntajes en físicas). El Ryzen 5 3600X de gama media está mejor preparado para próximos rivales, con importantes ventajas de rendimiento sobre el i5-10600K y el i5-10500 en ambas versiones de Cinebench, CPU-Z bench, así como en ambas pruebas 3DMark. El i5-10400 está dentro del 6% del i5-10600K. Esto es importante, ya que el i5-10400F sin iGPU podría venderse a precios muy por debajo de US$ 190, dos tercios del precio del i5-10600K.

Estas cifras de rendimiento deben tomarse con cautela, ya que las muestras de ingeniería tienen una forma de comportarse de manera muy diferente a los chips minoristas. Se espera que Intel lance sus procesadores Core «Comet Lake-S» de décima generación y sus placas base con chipset Intel 400 Series el 30 de abril .