Intel «demuestra» que su línea Core 9ª Generación supera a los Ryzen 3000 de AMD con pruebas de rendimiento en ‘uso real’

0

Gracias nuevamente a Xfastest, se publicaron imágenes, en donde Intel muestra pruebas en las aplicaciones más populares que utilizan los consumidores, y en donde superan a su competencia AMD, con pruebas de «rendimiento real».

Intel afirma que mediciones de rendimiento en programas más comunes, y de uso diario son un mejor indicador para las experiencia del PC, que las evaluaciones con Cinebench o programas similares, porque estas medidas apunta a plataformas de escritorio y estaciones de trabajo de gama alta.

Uno de los puntos de referencia que se utilizan en Sysmark, que incluye una lista de las aplicaciones muy usadas, o como Intel les dice, aplicaciones del mundo real. Se compararon los procesadores Core i9 y Core i7 de Novena Generación, con un Ryzen 9 3900X. Recordemos, el Intel Core i9-9900K cuenta con 8 núcleos y 16 hilos, mientras que el Ryzen 9 3900X cuenta con 12 núcleos y 24 hilos.

En Sysmark 2018, el Core i9-9900K fue un 7% más rápido, mientras que el Core i7-9700K fue un 3% más rápido que el Ryzen 9 3950X de AMD. En algunos juegos de PC AAA, el Core i9 obtiene un 6% más, mientras que el Core i7 logró un 2% por encima del Ryzen 9 3900X. Midiendo el rendimiento de referencia intensivo, el Core i9 produjo un resultado en un solo núcleo de 9% mejor, y el Core i7, un rendimiento del 6% más.

En uso de la web, el Core i9 fue un 3% más rápido mientras que el Core i7 estuvo a la par con el procesador Ryzen 9 3900X. Por último, en el benchmark Cinebench R20 con multiprocesos, el Core i9 entregó un 0.65 menos y el Core i7 un 0.49, ambos por debajo del Ryzen 9 3900X.

Para pruebas de juegos específicamente, AMD demostró ser líder solo en Assassins Creed: Odyssey and Ashes of the Singularity, mientras que el i7-9700K obtuvo mejores resultados que su rival en múltiples títulos y estuvo a la par en los demás, en un rango del 3%.

Pero los puntos de referencia no fueron el único aspecto de rendimiento en el que Intel comparó sus CPU con las de AMD, ya que también utilizó un punto de referencia de simulación de flujos en tiempo real para mostrar su rendimiento del controlador de memoria. En esta prueba, el Core i7-9700K terminó la simulación en 15 minutos, mientras que el AMD Ryzen 9 3900X tardó 17 minutos en completarse. Esta prueba específica se basa en gran medida en la memoria, a lo que Intel se aprovecha para afirma que Infinity Fabric de AMD tiene un retraso de núcleo a DRAM de 75ns y un retraso de núcleo a núcleo de 78ns. El Core i7-9700K de Intel solo demora en acceso a la DRAM 62ns, y de núcleo a núcleo de 44ns.

También hay una hoja de datos que compara los relojes anunciados y reales. Intel afirma una vez más, utilizando fragmentos de varias revisiones de los Ryzen 3000, que sus procesadores pueden alcanzar frecuencias en Turbo Boost más altas que las de AMD, en todos los núcleos.