Intel lanza su línea escalable Xeon de segunda generación

0

Intel ha anunciado oficialmente su gama de CPU escalable Xeon de segunda generación, que promete una variedad de más de 50 CPU’s, docenas de modelos personalizados específicos para el área profesional, entre 8 y 56 núcleos por chiplet y soporte para la memoria persistente Optane DC.

Con este lanzamiento, veremos el lanzamiento de Intel Cascade Lake-AP (Advanced Performance), que reúne a dos procesadores Cascade Lake para entregar hasta 56 núcleos en un solo socket en dos CPU’s. Desde la revelación inicial de Cascade Lake-AP, Intel ha actualizado el procesador de la oferta de 48 núcleos para ofrecer los 56 núcleos completos posibles dentro de esta configuración, y cada socket cuenta con soporte para memoria DDR4 de 12 canales y un tamaño de socket exagerado.

Si bien los beneficios de la arquitectura de Cascade Lake de Intel son numerosos, los principales cambios en la pila de productos de Intel son el soporte de Intel para los módulos DIMM de memoria DC Optane y el soporte para las nuevas tecnologías de aceleración AI. En su núcleo se encuentra la misma arquitectura central que los procesadores escalables basados ​​en Skylake, aunque las características adicionales de Deep Learning y el soporte de Optane DC permitirán que una gran cantidad de usuarios aceleren dramáticamente sus cargas de trabajo.

Gracias a su nueva plataforma Cascade Lake-AP, Intel ahora ofrece «rendimiento de liderazgo por rack» al ofrecer un número increíble de núcleos de CPU dentro de un solo socket. Aunque hay que destacar, que Intel no ha mencionado el número de subprocesos de su procesador de 56 núcleos. En una configuración de doble socket, Intel ahora puede ofrecer sistemas con hasta 112 núcleos de CPU y memoria DDR4 en 24 ranuras DIMM.

Intel espera competir con los procesadores de la serie EPYC de 7nm de AMD antes de su lanzamiento a mediados de 2019, pero solo el tiempo dirá qué tan bien competirá Cascade Lake en un mercado donde solo AMD utiliza litografía de vanguardia. Sí, 56 núcleos suenan impresionantes, pero ¿cuánta energía consumirá ese tipo de sistema en comparación con un procesador de la serie EPYC de 7 nm y 64 núcleos? Más importante aún, ¿cuánto rendimiento por vatio ofrecería este tipo de sistemas en comparación con los próximos EPYC de 7nm de AMD?

Si bien Intel ha hecho algunos avances significativos con Cascade Lake, especialmente en el mundo del rendimiento de Deep Learning, ¿pero será suficiente para defenderse de la arquitectura Zen 2 de AMD y del nodo de proceso de 7nm de TSMC?