AMD Radeon VII probada con nuevos drivers

0

AMD lanzó su tarjeta gráfica Radeon VII el pasado 7 de este mes de febrero, convirtiéndose en el primer procesador de gráficos del mundo construido con un proceso de producción de 7 nanómetros. Costando US$ 699, la nueva GPU ofrece niveles de rendimiento un 20% más altos que su antecesora Radeon RX Vega 64, colocándose cerca de la GeForce RTX 2080 de NVIDIA. En las primeras pruebas hechas por los principales medios tecnológicos, aún se nota un déficit de rendimiento del 14% en comparación con la RTX 2080. Por lo que suponemos es que los controladores con los cuales la Radeon VII salió al mercado nos estaban optimizados para sacar los mejores resultados.

Motivo a esto, la el portal web Techpowerup realizó benchmarks a la Radeon VII con los últimos controladores Adrenalin 2019 19.2.2 de AMD, utilizando un conjunto completo de puntos de referencia de tarjetas gráficas.

Usando estos los últimos controladores, las puntuaciones aumentaron cerca del +0.45%, con una mejora total del rendimiento de +0.653%. Al observar más de cerca los resultados, podemos ver que dos títulos específicos han visto ganancias significativas debido a la nueva versión del controlador. Assassin’s Creed Odyssey y Battlefield V logran mejoras notables, significando que AMD ha trabajado específicamente en esos juegos para obtener rendimiento extra. Los títulos restantes ven ganancias menores, pero en números netos son considerables, lo que sugiere que hay algunos ajustes generales que AMD puede implementar para mejorar el rendimiento total.

Si vemos hacia el futuro, AMD puede aumentar el rendimiento de Radeon VII en meses siguientes, aunque dudamos que igualen a la RTX 2080, quizás si los desarrolladores implementan la compatibilidad con DirectX 12, puede que esta GPU mejore aun más sus resultados. Otro detalle a considerar es la cuantiosa inversión de recursos que esto representaría, ya que AMD no puede perder tiempo y dinero para «optimizar» cada título para su tarjeta gráfica, por lo que la decisión de enfocarse en los títulos AAA más populares es la más viable, hasta ahora.