Intel hablará de las GPU de 11ª Gen en GDC 2019

0

Intel ha estado trabajando duro en los últimos años para sumarse a la linea de fabricantes de GPU’s, preparándose para ofrecer un aumento de 2X en el rendimiento por velocidad reloj con su próxima 11ª Generación de procesadores gráficos integrados.

Esta nueva serie de iGPU se lanzará en 2019, e Intel espera que los desarrolladores de juegos comiencen a diseñar sus productos teniendo en cuenta los gráficos de Intel. En GDC 2019, Michael Apodaca, uno de los ingenieros principales y arquitecto de software del Visual and Parallel Computing Group de Intel, dirigirá una sesión en la que analizará en profundidad la nueva arquitectura de gráficos de la compañía, explicando las características innovadoras y los nuevos bloques de fabricación de su tecnología de 11ª generación. En GDC, aprenderemos cómo estos cambios afectarán el rendimiento de los juegos de Intel, y nos ofrecerá un vistazo de lo que viene de la división de GPU de Chipzilla.

Las soluciones de gráficos Gen11 de Intel se construirán utilizando el proceso de fabricación de 10nm de la compañía y se incluirán en los procesadores de 10nm de Intel en 2019, lo que proporcionará una mejora de «el doble» de rendimiento por velocidad de reloj sobre sus ofertas actuales de Gen9.

No solo mejorará el rendimiento de la velocidad reloj , sino que los procesadores de gráficos Gen11 de Intel también contarán con hasta 64 Execute Units, lo que representa un gran aumento con respecto a las 24 unidades que se ofrecen con los procesadores Gen9 (Skylake) y Gen9.5 (Kaby Lake/Coffee Lake) de hoy. Las tarjetas gráficas Gen 11 proporcionarán más de 1TFLOP de rendimiento de cómputo de GPU, que es la primera para una GPU móvil de Intel. En este contexto, la consola Xbox One de AMD ofrece 1.4TFLOPs de rendimiento de cómputo de GPU, aunque en este momento se desconoce qué tan bien se compararán las iGPU de Intel con las ofertas de AMD en las cargas de trabajo de juegos.

Las unidades gráficas integradas Gen11 también contarán con un caché L3 más grande (3MB), que ofrece un aumento de capacidad de casi 4 veces, admite capacidades de encode/decode mejoradas, admite Coarse Pixels Shading aproximado (que parece similar al Variable Rate Shading de NVIDIA), así como la capacidad para manejar Tone Mapping en HDR de forma nativa y A-Sync de VESA.

A partir de 2020, Intel planea lanzar productos gráficos dedicados que se basan en su nueva arquitectura de gráficos Xe, aunque en este momento Intel no ha revelado ningún dato de rendimiento en estos próximos procesadores. Todo lo que sabemos es que Intel planea admitir casos de uso que van desde Teraflops a Petaflops, dirigidos a sistemas de consumidores de nivel de entrada, entusiastas de PC y usuarios de centros de datos.