Intel nombra a Robert Swan como CEO de manera definitiva

0

El consejo de administración de Intel ya anunció que Robert (Bob) Swan ha sido nombrado como Director Ejecutivo o CEO de la compañía, promoviéndolo desde su cargo de Director Financiero.

Recordemos que Bob Swan actuó en este cargo de manera interina durante varios meses, y ahora se confirma como el jefe absoluto de la gigante de los procesadores. Al tomar posesión definitiva del cargo, dijo sentirse honrado de ser nombrado CEO de Intel y de que eliminaran el termino de «interino» de su cargo. Pero lo más interesante a destacar, es una carta enviada a todos los empleados y socios con los cuatro puntos en que se enfocará de manera inmediata como jefe de Intel. Según su propias palabras estos puntos son:

«Primero, debemos ser audaces y audaces. El equipo de Intel tiene la visión técnica y estratégica para dar forma al futuro de la tecnología. Nuestras ambiciones nunca han sido mayores y tenemos una parte relativamente pequeña del mercado más grande de la historia de Intel. Debemos permanecer enfocados en jugar ofensiva e innovar para un mundo cada vez más centrado en los datos. Un mundo donde todos los datos necesitan ser procesados, movidos, almacenados y analizados.»

«En segundo lugar, nuestra estrategia principal no está cambiando: nos hemos embarcado en lo que creemos puede ser la transformación más exitosa en la historia corporativa. Estamos evolucionando de una empresa centrada en PC’s a una empresa centrada en datos que construye la base tecnológica y que impulsa las innovaciones del mundo. Lo que cambiará es cómo servimos a nuestros clientes y cómo nos asociamos y construimos juntos la mejor tecnología. Al escuchar atentamente cómo podemos mejorar la vida de nuestros clientes al ayudarlos a deleitar a sus clientes, todos ganaremos.»

«En tercer lugar, nuestra ejecución debe mejorar. Y lo hará. Nuestros clientes cuentan con nosotros.»

«Cuarto, tenemos una cultura poderosa y para lograr nuestras ambiciones debemos evolucionar. Nuestra cultura debe alentar a cada empleado de Intel a ser audaz y sin temor a ir más allá de lo que creían posible. Y, la cultura debe honrar la verdad y la transparencia, la obsesión del cliente y unirse como «One Intel».»

No cabe duda que esto es positivo para la empresa, que define su liderazgo y traza metas para el futuro inmediato. Esperamos que de esa misma manera se enfoquen en desarrollar productos de mejor calidad y a precios más cercanos a presupuestos reducidos.